Mujeres de la Araucanía

Dolores Rivas

(Lonquimay, 1941)

A temprana edad llega a Cunco. Estudia en el convento de Santa Cruz hasta los 18 años. Se traslada a Temuco para poder trabajar con sus hermanos. Se emplea en una casa particular durante 12 años. En 1969 funda la ANECAP, Agrupación Nacional de Empleadas de Casas Particulares, que para 1975 ya es de nivel nacional, con la colaboración de sacerdotes y de sindicatos.

 

Participa de la directiva de la ANECAP además de dirigir la pastoral de Temuco. Confiesa que ella y las empleadas participantes se empeñaban tanto en ser cristianas como en la formación y organización de las trabajadoras. Lucha por fundar un sindicato provincial en 1971 y en 1973 obtiene la personalidad jurídica. Se abre un nuevo camino en materia de los derechos de las empleadas de casas particulares, con proyecciones a lo nacional y a toda América Latina.

 

Posteriormente se muda a Santiago, encargada de la Pastoral. Logra juntar a seis mil empleadas en la catedral junto al cardenal: “una experiencia hermosa”, señala. Hoy en día se dedica a actividades de la Iglesia: es coordinadora parroquial y fue autora de algunos versículos de la Biblia del Bicentenario.

 

“(…) nosotros en el sindicato logramos tener una federación de sindicatos internacionales, para Américalatina y el Caribe (…)”

Esta iniciativa se enmarca en el Programa de Mejoramiento de la Gestión (PMG) con enfoque de género que la Dibam desarrolla desde el año 2002

 

Sitio realizado por ideograma.cl - 2010